30
ago-2016

Ruta de dos semanas por Marruecos

Marruecos   /   Etiquetas:

“Marruecos es como un árbol con las raíces en África, pero cuyas hojas respiran el aire europeo”. Rei Hassan II

Puerta de entrada a la Medina de Fez

Bab Bou Jeoud o Puerta Azul – Fez, Marruecos

La ciudad de Fez fue nuestra puerta de entrada a Marruecos. La compañía aérea low cost Ryanair ofrece vuelos directos desde el principal aeropuerto de Barcelona a esta ciudad imperial que en el pasado también fue capital y nos parecía que teníamos que aprovechar la oportunidad. Después de un vuelo de poco un poco más de dos horas aterrizábamos en el Aeropuerto de Fez-Saïss y por frente teníamos dos semanas de viaje por el país. Y pretendíamos visitar varias ciudades: Fez, Marrakech, pasar por el desierto en Merzouga y regresar al norte para pasar unos días en Chefchaouen. Y así fue. Aqui os dejamos un pequeño resumen de nuestro viaje por el país africano más próximo de Europa.

DíAS 1, 2 e 3 – perdidos en la medina de fez

No fue necesario dar muchos pasos después de salir del aeropuerto para sentir los primeros efectos del choque cultural. Conseguir un taxi hasta el centro de Fez se convertía en un experiencia para recordar, con el asedio de los taxistas y varios intentos por conseguir la mejor oferta a un precio razonable. Después de unos minutos de indecisión, confusión mental (mientras nos habituábamos al idioma y a la moneda local) escogemos el vehículo que nos llevaría hasta el hotel, usando como único criterio la cara del conductos, más o menos simpática.

Mezquita de Fez, Marruecos

Madraza Bu Inania – Fez, Marruecos

Ya en el centro de Fez quedamos sorprendidos con su laberíntica e increíble medina (la mayor del mundo), con la cantidad de gente que pasa por sus calles estrechas, los colores, los sonidos y los aromas que se impregnan entre sus paredes de barro. Aqui quedaríamos solo tres días. Recién llegados, ya estábamos con pena por tener que partir. Pero Marruecos es mucho más y otros destinos espectaculares estaban por vivir. Próxima etapa… Marrakech.

dÍas 4, 5 e 6 – UNA exploSIÓN de sensaCIONES eN marrakech

Para decir la verdad, Marrakech era el principal objetivo de este viaje, Y no nos decepcionó. Todo lo que imaginábamos estaba allí, concentrado en un único lugar que nos apasionó a primera vista: la plaza Djemaa el Fna, encantadores de serpientes, curanderos, adivinos, músicos tradicionales bereberes, tatuados de henna, los aromas intensos de las especies y el llamativo sonido del “Adhan” (la llamada a la oración) proveniente de las mesquitas circundantes. Estábamos completamente embriagados por estas sensaciones. Y esto sin mencionar de los colores y olores de los zocos por donde caminamos una  otra vez, sin sentir cansancio. Estábamos fascinados con la ciudad.

Plaza Djemaa el Fna

Plaza Djemaa el Fna – Marrakech, Marruecos

Tres días después llegaba el momento de partir a otra aventura. Cruzaríamos el Atlas en dirección sur, pasaríamos una noche entre las dunas del Desierto del Sahara, con las estrellas como único techo. No podíamos esperar.

Dias 7, 9 e 9 – EXCURSIÓN POR EL SUR DE MARRUECOS Y NOCHE EN EL DESIERTO

Para llegar al desierto contratamos en el hotel una excursión de tres días a Merzouga, que incluía transporte, parte de las comidas y dos noches de alojamiento (una de ellas en pleno desierto) así como paseo en camello para llegar al campamento. Por todo esto pagamos cerca de 90€ (supuestamente un precio especial para los huéspedes del hotel). Y debemos decir que valió mucho la pena.

Desierto de Merzouga

Desierto de Merzouga, Marruecos

Por el camino visitamos la impresionante kasbah Aït-Ben-Haddou, donde se rodaron películas como “Lawrence de Arabia”, “La Momia” o “Gladiador” entre muchas otras, visitamos la Garganta del Todra, paseamos por Ouarzazate y acabámos el viaje en Merzouga, com un esperado paseo en camello y una noche indescriptible en las arenas del Sahara, con tajine, escorpiones y música tradicional bereber, debajo del cielo limpio sin contaminación lumínica que nos permitió ver el cosmos. Obviamente una gran parte de la noche fue dedicada a observar el cielo entre charlas filosóficas y apenas un poco de tiempo de sueño. Una experiencia fantástica que no nos importaría repetir algún día.

DÍAS 10, 11 E 12 – LA ciUDAD azul de Chefchaouen

Antes de partir en dirección Chefchaouen, tuvimos que hacer una pequeña escala de algunas horas en Marrakech. Decidimos tomar un tren nocturno en dirección a Tánger, en la punta norte del país, en un confortables coche cama. Una opción que recomendamos a cualquier viajero, por el precio (unos 35€ por persona), por la comodidad y por el tiempo que ganas, ya que a la mañana siguiente ya estábamos en Tánger llenos de energía para continuar nuestra aventura.

Chefchaouen, ciudad azul de Marruecos

Chefchaouen, ciudad azul de Marruecos

Ya teníamos el programa bien definido: en pocas horas estaríamos dentro de un autobús rumbo a Chefchaouen, la ciudad azul de Marruecos, donde pretendíamos relajarnos algunos días antes de volver a Barcelona. Y fue una fantástica decisión.

Localizada en un pequeño valle, esta pequeña ciudad es un auténtico refugio natural, totalmente diferente a las agitadas ciudades que habíamos visitado antes, como Fez o Marrakech. Y no es casual que muchos de sus habitantes son hippies europeos que aqui encontraron la paz que estaban buscando. La mayoría se dedica a administrar pequeños hostales y a organizar excursiones por la montaña y el valle. Y la tranquilidad que irradia es contagiosa.

DIA 13 – regreso a barcelona

Recargadas las baterias en Chefchaouen y después de 13 días de aventuras en este país de contrastes y paisajes tan diversos, regresábamos finalmente a Fez para tomar el vuelo de regreso a casa. Y volvimos con una sensación de vacío, por todo lo que nos falta vivir en Marruecos. Ya tenemos el itinerario definido para nuestra próxima visita: Rabat, Casablanca y Essaouira. Ya les contaremos todo.

0

 likes / Un comentario
Compartir este post:
  1. Los mejores lugares a visitar en MarrakechRoadMoving /

    […] les contábamos en el artículo anterior sobre el viaje de Marruecos, nuestra visita a Marrakech duró apenas tres días. Pero tuvimos tiempo suficiente para sentir la […]

Comentar este artículo


Haz click en el formulário para bajar

Archivos

> <
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec